domingo, 25 de junio de 2017

Gracias a ti

A veces me doy cuenta de que no es fácil estar a mi lado, que puede volverse complicado.
Que no siempre soy blanco y negro y que me gusta explorar en las tonalidades de grises.
Que puedo pasar de estar deprimida a amar la vida de un segundo a otro, y que no siempre voy a ser la mejor compañera.
Casi siempre voy a estar mandándote a hacer algo, o queriendo que se haga todo lo que yo quiero, que a veces pierdo la paciencia muy rápido y soy tan emotiva que puedo llorar de impotencia.
A veces simplemente soy muy prepotente y parezco muy segura de mi misma pero puedo llegar a ser la persona más miedosa y débil que conozcas de un momento a otro.
Que soy celosa y dejo que los sentimientos actúen antes que la razón, que soy impulsiva, pero no orgullosa.
A veces soy demasiado maniática y no me gusta el desorden.
Que soy una persona que le gusta tener las cosas claras.
Que no me gusta caerle mal a la gente y no me cuesta pedir perdón.
Que me gustan los abrazos siempre y cuando a mi me apetezca darlos.
Que es muy fácil dar una imagen de mi que no me representa realmente,pero me es más difícil mostrarme tal como soy al principio.
Sé que probablemente yo sea una de las personas con más defectos que conozco, pero también estoy muy orgullosa de mi personalidad.
Que soy una persona explosiva, que no sabes con qué te puede saltar y que a veces se me escapan cosas sin pensar que pueden hacerte daño, pero que nunca las dije con mala intención.
Que no sé guardar un secreto a no ser que se me olvide, que tengo mala memoria, que soy borde a ratos, que puedo ser antipática, engreída y celosa.
Por eso sé que no siempre es fácil estar a mi lado, o no dejarse llevar por los prejuicios y conocerme realmente.
Sé que hay días que es cansado y difícil estar conmigo, que no tendrás ganas o fuerzas.
Pero que a pesar de todo sé quienes están ahí, siempre, pase lo que pase, y los puedo contar con los dedos de una mano.
Esos que se quedaron con todo lo malo mío, porque lo bueno lo superaba, esos que saben exactamente como soy y lo aceptan y lo quieren todo de mi, sin exigirme nada a cambio.
Que se quedaron para saber que detrás de esa apariencia de prepotente hay una chica que también tiene muchas inseguridades y no se cree superior a nadie, que sabe sacar lo bueno de la gente e intenta mirar siempre el lado positivo de las personas.
Que a pesar de que no le gusta caerle mal a la gente aún así es una persona sincera y ante todo va a decir la verdad de lo que piensa, aunque a la gente no le guste.
Que a pesar de a veces esconderse tras la máscara de engreída es una persona que tiene suficiente coraje para decirte a la cara lo que piensa sin ningún tapujo.
Que aunque no sea siempre una persona cariñosa puedo expresarte más con una mirada que con un abrazo y puedo decir te quiero con una sonrisa.
Que aunque actúo normalmente sin pensar sé cuando me he equivocado y no me importa rectificar si no llevo razón.
Que me siento culpable cuando pierdo la paciencia y soy demasiado exigente conmigo misma.
Que soy divertida porque me gusta ver reír a mis amigos, y que soy una persona decidida incluso en mis dudas.
Y que sé quienes se quedaron para descubrir todo eso sin que yo se lo pidiese.
Y a ellos les digo;
Gracias, por estar conmigo en lo bueno siempre y en lo malo incluso cuando no os lo pido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario