martes, 18 de febrero de 2014

Princesa, ¿Quieres que te cuente un cuento?

Princesa,  ¿Desde cuándo no levantas cabeza? Hace un mes que no te veo sonreír.
Princesa, ¿Cuánto hace que te tragas las lágrimas y agachas la cabeza? ¿Es que yo no te enseñé a decir lo que piensas?
No quiero verte más llorar ni hacerte daño,  no quiero que pases desapercibida para que nadie te moleste,  que ya no te acuerdes de reír.  Quiero que vuelvas a confiar en los chicos, sé que te costará volver a integrarte pero merece la pena.
Princesa no aceptes al primer idiota que te lo pida. Debes ser justa contigo misma.
Debes aprender a ser suficiente.
Princesa ¿Desde cuándo no sigues mis consejos? Quizás te enfadaste conmigo cuando te engañé con otra,  o cuando te robé o quizás cuando te mentí. Pero ya sabes ahora te toca olvidarlo todo y quedarte prendada otra vez de mi, el mismo gilipollas y volver a cometer las mismas estupideces y yo seré tan machito.
Si es que todos lo tíos son unos inmaduros.  Si no eres de esos, ¿a qué esperas? Demuestrale a la chica que te importa que eres diferente,  que puedes hacer quedar a los chicos mejor. Esto es un aviso para todos aquellos que necesitan un pequeño empujoncito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario